"A VECES ES NECESARIO ROMPERTE PARA VOLVER A CONSTRUIRTE "

Recuerda: las veces que sea necesario, todos venimos con un trabajo que hacer y una vida que VIVIR.

PROCESO DE RECONCILIACIÓN CONTIGO

COACHING TRANSPERSONAL

Transforma la energía de las vivencias en NUEVAS POSIBILIDADES

El Coaching Transpersonal es una fusión de trabajo que combina las herramientas prácticas aplicadas al Coaching tanto individual como sistémico, la comprensión energética de los procesos del alma y las dinámicas que te ayudarán a escuchar los mensajes de tu propia voz interna y poder trascender patrones que vienen de nuestro propio linaje y ancestros.

El alma, la mente y el corazón se dan la mano en un espacio para sanar y crecer.

Si has llegado hasta aquí...

Me gustaría darte la enhorabuena porque una de las cosas más valientes y más difíciles es mirar nuestra propia sombra.

Bienvenida/o a un viaje apasionante con el GPS de vuelta a casa en el que podrás descubrirte tras un proceso de autoconocimiento y ver con total claridad aquellos recursos internos que estoy segura que ya tienes.

Y lo digo como una afirmación porque fue un proceso que también pude experimentar y sigo experimentando.

¿Quién soy?

Me presento, soy Lucía Fresneda y durante mucho tiempo viví condicionada por creencias que no me pertenecían y que asumí como mías, haciendo lo que supuestamente “debía ser” y no lo que verdaderamente me hacía feliz, hasta que perdí por completo la conexión conmigo misma: relaciones tóxicas, autosabotaje, baja autoestima, pérdidas de fe, motivación y cualquier aliciente que me animara a continuar… hasta que un día dije ¡BASTA! Y cuando dices basta ocurre un hecho extraordinario llamado la noche oscura del alma.

Abrirnos en canal nos da la posibilidad de conocernos, profundizar, indagar y poco a poco ir sanando, quitando capas y descubriendo nuestra verdadera vocación e identidad.

Aunque tengo muchas pasiones una de ellas es poder desmontar todo aquello que nos hace vivir una vida a medias y poner luz en aquellos lugares dónde escondemos aquellas emociones y experiencias que nos impiden avanzar. Haber llegado hasta aquí es fruto de un trabajo diario estudiando y formándome como profesional tras haber aceptado una parte esencial de mi que siempre había rechazado: la habilidad innata de ver más allá de las personas, de sus palabras y de su sentir.

Por eso me gustaría acompañarte en este viaje hacia el interior que más tarde o más temprano todos vivimos en alguna ocasión y que se convierte en la puerta de salida a vivir completa/o y en coherencia con los 3 pilares fundamentales que hacen que tu mente, tu corazón y tu alma puedan darse la mano.

¿Cómo se produce la coherencia?

Cuando somos capaces de escuchar a nuestro cuerpo, cuando aprendemos a observar nuestros pensamientos sin identificarnos con ellos y cuando damos un lugar a nuestras emociones.

De esa forma lo que piensas, dices y sientes irán siempre en UNA MISMA DIRECCIÓN, que no es otra que ser fiel a la voluntad del alma.

En este espacio trabajaremos no solo a través del coaching, sino que aplicaremos un trabajo transpersonal, que aunque existan otros conceptos igualmente válidos, nos referimos a la parte más inconsciente,

MÁS ALLÁ DE LA MENTE, MÁS ALLÁ DE LA EMOCIÓN Y MÁS ALLÁ DE LOS RECUERDOS.

Y aquí te voy a explicar un poquito más, existen tantas realidades como vivencias y perspectivas se puedan tener acerca de un suceso. Seguro que un recuerdo que tengas dos personas nunca coincidirá exactamente porque cada uno trabajamos en base a nuestro mapa de creencias e interpretaciones, lo que en coaching se llama mapa o territorio. A través del coaching transpersonal podrás acceder con los recursos que tienes hoy, a aquellas vivencias del pasado que grabaron en nuestro inconsciente formas antiguas de actuar, que puede que hoy ya no te sirvan y sigas aplicando inconscientemente.

¿Qué aprenderás de ti?

Aprenderás a comprender tus procesos mentales y emocionales.

Tendrás una mayor perspectiva de tí mismo y de tu entorno: cada vez que hacemos un cambio dentro de nosotros se refleja en nuestra realidad.

Aprenderás a sostenerte en los aprendizajes que vienen en forma de procesos.

Tendrás una mayor claridad a la hora de discernir los pensamientos y la interpretación de los mismos, para que no te condicionen y puedas ser tú la persona que decidas ser.

Lectura corporal: las emociones se alojan en nuestro cuerpo y cuando no las atendemos aparecen síntomas, que es la forma en la que nuestro cuerpo nos avisa de que hay algo que tenemos que atender.

Y lo más importante, crearás un espacio para escuchar tu propia voz.

Áreas en las que podemos trabajar

Cuando nos dejamos llevar por las creencias y por las capas de una personalidad construida desde lo que nos han contado es a veces complicado escucharnos a nosotros mismos. Dentro del proceso esta parte se trata de mejorar la relación que tienes contigo mismo y lo más importante que puedas elegir que te nutre, que te resta y que conozcas con total claridad lo que verdaderamente quieres.

El miedo como cualquier otra emoción, tiene una función positiva la de protegernos de lo que nuestro cerebro interprete como peligroso. Así como la confusión nos invita a buscar la claridad, superar los miedos nos invita a salir de nuestra zona de confort y seguir creciendo.

Siempre que nos encontremos en una situación de conflicto, tenemos la oportunidad de tomar decisiones. Descubrir nuevas formas para gestionarlos es dar un paso hacia la libertad personal.

Los hábitos y conductas que no nos benefician, son la respuesta a una serie de creencias inconscientes en las que profundizar para poder desmontar ese pensamiento al que le dimos fuerza para poder construir nuevas alternativas. 

Estos dos conceptos están estrechamente ligados, cuando la autoimagen que tenemos de nosotros/as nos gusta, la aceptamos y nos priorizamos, no necesitamos una voz externa para confiar en nosotros mismos, y cuando dejamos que emerja nuestro poder personal la confianza, la seguridad y la fuerza crecen en nosotros. 

Familia, pareja y relaciones, donde el equilibrio entre el dar y recibir es la base para que estén en armonía. Tan importante es saber entregar de forma genuina como saber recibir. 

Cuando nos conocemos verdaderamente en profundidad es cuando podemos conocer nuestros talentos y convertirlos en una forma de vivir, trabajar no tiene que ir asociado con la palabra sacrificio.

Todos tenemos habilidades, dones y talentos a los que no les hemos prestado atención, pues el camino siempre está por ahí. Se trata de poder reconocer nuestras habilidades especiales y dejar que se desarrollen con nosotros de forma natural. 

En numerosas ocasiones cargamos con heridas que no se gestaron en nuestra infancia, sino que son memorias más profundas que pueden venir de nuestro propio linaje y poder llegar hasta el origen es una de las formas de liberar esas memorias, sanarlas y cambiar las cosas en el presente.

¿Dónde bucearemos?


Creencias limitantes y por supuesto refuerzo de creencias potenciadoras


Patrones de conducta inconscientes.


Traumas alojados en el cuerpo por vivencias pasadas o ancestrales.


Dificultades a la hora de poner límites, decir NO, cuando es NO. Decir SÍ, cuando es SÍ.


Desidentificación de personajes que aprendimos a fingir desde la supervivencia.


Dificultades en la toma de decisiones.


Bloqueos mentales y energéticos.

Rescatar partes de nosotros/as que perdemos o anulamos en relaciones/situaciones que elegimos de forma inconsciente.

¿Qué reforzaremos?

Apertura y conexión contigo mismo/a.

Identificación y refuerzo de valores.

Gestión emocional y autoregulación.

Autoconcepto y autoestima.

Implicación en tus metas y compromiso contigo.

Intuición, ella será tu brújula si aprendes a escuchar.

Comprensión y compasión.

Escucha de nuestro cuerpo.

Perdón y aceptación.

Validación hacia tí mismo.

Seguridad y confianza.

Independencia.

Todos estos puntos se resumen en una sola frase:

¿Cuánto dura un proceso de acompañamiento?

Depende de cada persona, en ocasiones en una sesión se resuelven o se recolocan aspectos que marcan un nuevo camino y en otras se necesita un trabajo más profundo. Si puedo hacer una recomendación es hacer una sesión y si nos encontramos cómodos evaluar la frecuencia y adaptar el proceso. Pero solo se necesita un ingrediente para que el proceso sea efectivo: Compromiso contigo.

Te invito a que reserves una primera sesión de evaluación.

La sesión de evaluación tiene una duración de 60 min y es conveniente que te encuentres en un espacio tranquilo, donde no tengas interrupciones.

Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0